28 de octubre de 2015

* XIII *


  La mente que se resiste, perezosa a las inquietantes batallas. Porque ¿qué mejor que disfrutar las anheladas brisas hipnotizantes de las ausencias anheladas, angustiantes en su lentitud en el repliegue de sus pasos en el recorrido de sus caminos en la espalda de sus memorias, en las memorias de sus cuerpos...

  Lejanía, ¡ tanto depende del concepto de espacio !

  Del concepto del tiempo.

  Hay cuerpos que yacen juntos y viven a la distancia de milenios.







© Vanessa Allemany