12 de noviembre de 2012

LUZ DE LUNA...

La noche oscura...y sin momentos,
sin escoger  estaciones,
sin afamadas romanzas,
sólo el latir de tu aliento.
Aliento que va tranquilo en reposo,
que miro lento, mientras espero.
Y así es que salen mis reflexiones
a dar la vuelta por el desvelo,
y te pienso en otras noches,
y te recuerdo de otros tiempos.
Tus manos entre las mías,
tu pecho contra mi pecho,
enredados en oscura tibieza
a la vera del bello invierno.
Y luego, tus ojos, abiertos
de vastas noches del  universo.
Tus ojos de luz de luna,
que encierran encantamientos,
secretos de nuestra espera,
secretos desde el comienzo.
Llenas tus pupilas de gotas,
caídas de estas estrellas,
lloradas frías del firmamento,
iluminando noches eternas ,
maravillando mis pensamientos.
Otra vez sueñas y ríes
sereno y entre dormido,
¿seré parte de esa alegría,
me piensas aún rendido?
Acaricio tu pelo hecho, de
chocolate y canela tibios,
una más de tus rarezas,
otro más de mis delirios.
Cierro ahora mis ojos,
quisiera que ya dormidos,
pero mirando mañanas,
se queda preso mi juicio:
quisiera verte orgulloso,
triunfante, de perfil regio
aquí, trigueño, al lado mío.
La sombra de tus pestañas
acariciando miradas nuestras
delineando por esas noches
la marca herida de tu belleza.
Y cuando asomen las estrellas,
más que siempre, más que nunca,
me quedaré en sosiego esperando,
que me ilumines tú, mi Luz de luna.