1 de octubre de 2012

MI LEY

Este es mi mundo, mi pequeña o gran burbuja personal.
Estas son mis palabras, las que se quedan quietas o se echan a rodar.
También mis manos, que elijen amar y acariciar, crear y construir; ayudar y levantar, curar y orar.
Estos son mis ojos, que no se quieren cerrar. Que elijen soñar abiertos, buscar profundo, grabar paisajes, llorar despiertos y compadecer sin condenar.
Este es mi cuerpo que a la vida la acompaña, que disfruta los abrazos, amar intensamente, trabajar y descansar.
Y que siempre está  dispuesto a reclamar.
Estos son mis brazos, que sostienen fuertemente y que abrazan con esmero, que se esfuerzan en la lucha y trabajan oportunos, que juegan como niños y levantan las pancartas.
También mis piernas, que descubren nuevos caminos y se estiran con pereza; que abrazan otros cuerpos y evitan las contiendas, y recorren las distancias que  el destino les presenta.
Aquí están mis pies, corriendo ligeros al encuentro anhelado, que buscan la cima,escalando a lo más alto; que saltan de alegría y que forjan huellas nuevas, que esperan a la orilla o enfrentan el camino. Que acarician suavemente, aún cuando están dormidos.
Estos son mis labios, que prefieren sonreír y cantar, gritar de alegría y susurrar quedo; que elijen cerrarse para guardar secretos y responder el agravio con sabio silencio.
Que aman la verdad y repudian la mentira y elijen protestar ante lo injusto.Y que se endulzan con la miel de otros besos.
Mi corazón, que late en pausas, de acuerdo al ritmo que  la vida le presenta, que resguarda y protege el sentimiento que le confían. Que aguarda sabiamente, perdona veloz y  ama sin medida.
Esta es mi mente, que sostiene a mi cuerpo, que defiende su fe, que condena la injusticia, que enciende la lucha y busca el silencio.
Y esta, SOY YO.
No podrás tirarme al vacío porque ya aprendí a volar; no podrás callarme, porque mi voz sabe dónde puede retumbar.
Que elijo pensar y reclamar, enfrentar lo que viene y dejarme abrazar.
Que respeto al individuo y exijo la igualdad.
Que amo este inmenso hogar, que tú quieres exterminar.
No podrás aislarme, porque ya viví la orfandad
No podrás mentirme, porque ya viví la falsedad.
No podrás herirme, porque sé quién soy en verdad.
Porque me río de mi misma y de tu miserable realidad.
SOY YO, que  prefiero la lucha y la enfrento. Y aún el castigo, que aceptar mansamente la condena.
Porque ELIJO SER, es porque jamás me podrás enjaular, acallar, cegar, dominar, ni matar.
Esta SOY YO, esta es MI  LEY.
¡¡SOY YO, QUIEN ELIGE  CÓMO AMAR, PENSAR, SENTIR Y VIVIR EN LIBERTAD!!