26 de septiembre de 2012

LENTO...

Despacito...muy lento....casi como  la brisa, acariciando mi alma, se escabullen las letras de tus dedos, el susurro de tus pensamientos.

La sonrisa de tu mirada, envolviéndome toda, arrullándome en calidez sin temores, en amaneceres de sol.

La música de tu voz, que me atrapa en su cadencia, me hipnotiza y me condena a la tortura de tu ausencia.

Cierro mis ojos y es cuando mejor puedo verte; me completa tu presencia y colmas el horizonte de mi mente.

Mírame, y asoma a mi alma, la tuya.
Entra, llénate de mi hasta que el vacío entre los dos, desaparezca.

Acaricia mi ser, para que pueda respirar nuevamente..
Bébeme, en sorbos pequeños, que me embargue la sed de tu aliento.

Sécame, sin pausa, y luego bésame hasta humedecrme de nuevo.
Llena mis venas de tu savia, porque en ti, florezco.

Destila suavemente por mi piel, la letanía de tu rezo, la consigna de tu ser, tu más íntimo secreto.


Cierra mis ojos con tus labios, y que tu aliento sea mi ensueño.

Acuna mi paz en tu pecho, y soñemos en el silencio.